El último viernes se dio a conocer las actividades económicas que comenzarán a operar en la fase 2 y en ella se incluyeron cambios para iniciar operaciones y uno de los más relevantes son los referidos a las personas naturales.

El último viernes la administración Vizcarra emitió el decreto supremo que da inicio a la segunda fase de reactivación económica, la que incluye cambios para la obtención de los permisos para operar. Uno de los más relevantes está referido a las personas naturales. ¿Qué dice la norma?

La disposición complementaria que modifica los artículos 3 y 5 del decreto supremo que dio inicio a la reanudación de actividades económicas, específicamente el numeral 3.6 indica que ‘el plan para la vigilancia, prevención y control de COVID-19 en el trabajo’ y el registro en el SICOVID-19, paso elemental para las grandes empresas, no resulta exigible para las personas naturales.

Lo que implica -en la práctica- que las personas naturales cuyas actividades económicas se encuentren incluidas tanto en la fase 1 como en la fase 2 no tendrán la obligación de presentar su plan sanitario para registrarlo ante el Sistema Integrado para COVID-19.

Pese a la norma emitida el viernes, un hecho causó confusión. En las primeras horas del sábado el twitter oficial del Ministerio de la Producción (Produce) emitió un comunicado indicando que ‘las personas naturales con negocio’ no necesitarán registrar su plan sanitario en el SICOVID-19. Posteriormente se corrigió señalando que únicamente tienen esta prerrogativa las ‘personas naturales’.

¿Cuál es la diferencia? Jorge Picón, abogado tributarista, explicó a Gestión.pe que las personas naturales suelen ser profesionales como un dentista, un médico o un psicólogo que brindan servicios profesionales de manera independiente, emiten recibos por honorarios y no laboran a través de un negocio o empresa. También puede ser un gasfitero o un técnico de computadora, por ejemplo, que ofrece sus servicios.

Mientras que una persona natural con negocio es aquel que constituye -valga la redundancia- un ‘negocio’ propiamente dicho como una bodega, una peluquería, una juguería o un chifa u otro. “La diferencia radica en que la persona natural con negocio puede tener gente a su cargo mientras que las personas naturales en la práctica no deberían tener gente u operarios a su disposición”, detalló.

Este punto es vital -señaló Picón- dado que en la práctica muchas personas naturales suelen tener personal a su cargo de manera informal.

“Por ejemplo, un dentista puede contar con el apoyo de un técnico y una recepcionista, pero emite recibos por honorarios. Si se está buscando evitar contagios pues la decisión tomada no es la mejor porque se está dando luz verde automáticamente a grupos que sin la debida fiscalización puedan convertirse en focos de contagio. Una persona natural puede tener tanto o más rotación de personas que un negocio”, dijo.

Sobre este punto Gestión.pe consultó a fuentes oficiales y explicaron que únicamente las personas naturales que no tengan a cargo ningún empleado o trabajador podrán operar sin necesidad de colgar su protocolo sanitario ante el SICOVID-19, en cambio aquellas personas naturales que si tienen a su cargo a trabajadores, tendrán que colgar obligatoriamente su plan sanitario ante el SICOVID-19, una vez registrado para operar automáticamente.

¿Cómo era antes? Hasta antes de la emisión del decreto que da inicio de la fase 2, las personas naturales que estaban permitidas de reiniciar actividades tenían la obligación de registrar sus protocolos al SICOVID-19 para lo cual debían tomar en cuenta los ‘lineamientos para la vigilancia de la salud de los trabajadores con riesgo de exposición a COVID-19’ del Minsa y los protocolos sectoriales.

Al margen de las normas emitidas, lo recomendable es que las personas naturales sí cuenten con protocolos sanitarios siguiendo los lineamientos generales del Ministerio de Salud (Minsa) lo que generará seguridad y confianza al momento de prestar servicios y sobre todo evita posibles contagios.

El dato: Según Produce el inicio de la segunda fase de reactivación económica incluye a 780,000 empresas aproximadamente, de las cuales el 93% son microempresas.

TAGS RELACIONADOS:
SICOVID
personas naturales
personas naturales con negocio.

FUENTE: DIARIO GESTIÓN

× ¿Cómo puedo ayudarte?